TRATAMIENTO DE LA CARCOMA

La carcoma y la Termita son dos insectos Xilófago. Cada uno es diferente en su ciclo biológico pero los dos atacan a la madera degradándola.

 

CARCOMA

Durante el ciclo de vida, el insecto, cambia su forma (metamorfosis) en cuatro fases de desarrollo llamadas: huevo, larva, pupa, insecto adulto.

El inicio del ciclo biológico lo inician las hembras de los insectos al depositar sus huevos en lugares protegidos como ranuras u orificios que encuentran en la madera. Estos huevos son tan pequeños que no son captados por el ojo humano.

Al eclosionar el huevo nacen pequeñas larvas que se alimentan de la madera haciendo orificios y caminos minando la madera. Las larvas pueden estar dentro de la madera desde unas semanas hasta más de diez años.

Al aproximarse el final de su ciclo de vida la larva se aproxima a la superficie de la madera. Allí crea una especie de cámara aislada y se “empupa” donde permanece un corto espacio de tiempo  durante el cual no se alimenta pero si sufre otra metamorfosis cambiando de forma y convirtiéndose insectos adultos.

Una vez completado el proceso el insecto rompe la fina capa de madera de la cámara que había construido y sale al exterior. Esto ocurre en primavera. Es fuera de la madera donde los insectos adultos se aparean y las hembras vuelven a colocar sus huevos en las fisuras que encuentran volviendo asi a empezar el ciclo vital y biológico del insecto.

 

Para la eliminación de estos insectos hay varios procedimientos físicos y químicos.

El físico consiste en calor y cambios súbitos de temperatura. Este proceso nos resulta más lento y laborioso pero igual de eficaz que el tratamiento químico.

Consiste en la aplicación de calor a través de una sauna domestica sin ninguna aportación de agua o un horno. Evidentemente tendrán que ser piezas pequeñas que entren bien en la sauna u horno. Como medida complementaria se coloca un saquito cosido o sujeto de alguna forma a la pieza lleno de bellotas frescas. El olor aromático de las bellotas atraen a los insectos que hayan volado, estos depositaran sus huevos en el saquito en vez de en la madera. Las bellotas tendrán que ser remplazadas por unas nuevas y frescas en Octubre.

 

Sin embargo el proceso químico es más rápido. Se trata de aplicar un producto anticarcoma en abundancia. El proceso de aplicación puede ser con pincel o brocha tanto dentro como fuera del mueble. En el rincón de mi taller nos gusta cerciorarnos de acabar con el insecto en este proceso por lo que con una jeringuilla vamos introduciendo orificio por orificio el producto anti carcoma y una vez realizado la ardua tarea procedemos con el pincel a extender el producto por toda la superficie del mueble. El paso siguiente es tapar con plástico todo el mueble bien sellado con cinta adhesiva para que los gases que desprende el producto aplicado, veneno al fin y al cabo, hagan desaparecer a los insectos. Una vez llegados a este punto se dejara reposar dos o tres semanas. Pasado este tiempo tendremos que tapar todos los agujeros con cera.

 

TERMITAS

La localización de las termitas es mucho más complicada sobre todo de las subterráneas, por lo tanto su extinción también nos resulta más compleja.

Las termitas son muy semejantes a la hormiga blanca, construyen nidos y se alimentan de la celulosa que contiene la madera y sus derivados. La mayoría de las termitas viven en climas tropicales o subtropicales pero las hay que viven en climas templados. Tienen un pequeño tamaño y huyen de la luz, viven en colonias que pueden contar hasta 3 millones de individuos. En cada colonia puede haber una o dos reinas que se encargan de poner los huevos.

Carecen de alas hasta la época de reproducción que algunas de ellas desarrollan estos órganos y abandonan el nido para formar colonias propias.

 

Para su eliminación es fundamental en primer lugar limpiar todas las zonas dañadas sustituyendo las piezas necesarias hasta quitar todo resto del nido. Con insecticida  desinfectaremos el mueble y la zona colindante, contra más área mejor. Finalmente habrá que aplicar un tratamiento químico a la madera

 

La eliminación de todos los parásitos de la madera. Reconocer la carcoma  y la forma limpia y definitiva de dar fin al problema de los pequeños orificios en la superficie de la madera generalmente en lugares poco visibles como son los bajos del mueble o traseras. Esto no significa que la carcoma este viva, sino que si ha habido en su interior parásitos en algún momento.

Otra forma de reconocer la carcoma son los pequeños montículos de serrín que aparecen junto algunos orificios de muebles, síntoma ineludible de la existencia de parásitos en la madera.