RESTAURACIÓN DE MUEBLES Y OBJETOS

La Restauración de muebles consiste en devolver a un mueble antiguo o mal conservado el aspecto que tenía en origen, dejándolo en perfecto estado por muy deteriorado que este. En El rincón de mi taller utilizamos técnicas adecuadas, métodos de construcción y acabados tradicionales como decapado, lijado y goma laca a pincel o muñequilla según el estilo de la pieza.

El rincón de mi taller en todo cambio o restauración mantiene los criterios básicos de esta profesión:
1-Estudio:
El estudio previo del objeto para decidir el tratamiento más adecuado. Para ello el cliente nos tendrá que proporcionar la máxima información, fotos, antecedentes históricos y ambientales, etc…Esto será fundamental para saber la causa del deterioro (golpes, humedad, errores en su fabricación etc.). Estos datos los utilizaremos para elegir los materiales correctos para trabajar en el objeto.
2- La Intervención:
La intervención del especialista comienza siempre por la limpieza del objeto, así se podrá visualizar bien el deterioro y degradación de la pieza. Esta limpieza se realiza con productos químicos y típicos (como agua y jabón o disolventes) o con sustancias más complejas como las enzimáticas.
3- La desinfección:
En el caso de que la madera este afectada por la degradación xilofoga, el problema será resuelto aplicando las técnicas adecuadas y productos químicos para la eliminación del parásito.
4-Decapar:
Es el proceso para quitar todo resto de pintura y barnices que el mueble tenga de origen.
Con cuidado y con la ayuda de productos químicos como decapantes tendremos que recorrer toda la pieza deshaciéndonos de todos los restos de capas antiguas que hubiera y se pusieran en su día para su protección.
5- Lijado:
El lijado de la pieza es una parte muy importante de la restauración de un mueble. Con el lijado, además de eliminar impurezas, ralladuras y pequeños defectos de la madera, también abrimos el poro preparando la madera para poder tratarla y cuidarla.
6- La nutrición:
La nutrición de la madera es fundamental para su conservación a base de aceites como los obtenidos del cedro para evitar en el futuro la pudrición.
Otro de los agentes degradantes de la madera es la higroscopicidad, por lo cual la madera intercambia agua dependiendo el ambiente en el que este. Se hinchará o contraerá en función de la humedad reinante en el ambiente. En estos casos la madera debe ser secada correctamente y acondicionada.
7- La recomposición:
La recomposición de aquellas partes huecas, fruto en la mayor parte de los casos de los agentes xilofagos, se rellenan con resinas, sustancias sintéticas, ceras o compuestos químicos.
8- El encolado:
Los fragmentos o zonas que están sueltas se pueden pegar para reconstruir la pieza y que esta unión sea sólida y duradera.
9- La reconstrucción:
La reconstrucción de zonas que se han perdido. Estudiando la forma de la estructura hay que completar el espacio hueco con los materiales más parecidos al original posible.
10- La Protección:
El objetivo principal de la protección de la madera es la mejora de sus prestaciones par a incrementar su vida útil.
Acabamos el proceso de restauración con la protección de la pieza aplicando tratamientos biocidas preventivos a ataques de agentes biológicos como los xilofogos y con productos y técnicas artificiales como barnices protectores de la superficie a modo de barrera exterior que además dan brillo color y vida a la obra.

Los materiales que se utilizan de origen orgánico pueden ser de procedencia natural como colas, gelatinas de piel de animal como cola de conejo o pescado, resinas o gomas que proceden de árboles como la goma laca o arábiga. Disolventes como esencia de trementina, ceras.
Los de origen Inorgánico por lo general reactivo químico usándolos como reactivos y para limpiar.
También utilizamos los materiales sintéticos, Polímeros, resinas, disolventes o ceras.